MIGRANTES

MIGRANTES

lunes, 25 de abril de 2011

El VIH en la ruta del migrante*

El VIH en la ruta del migrante*


Leonardo Bastida Aguilar
México DF, abril 25 de 2011.
A pesar de ser la entidad con el menor número de infecciones de VIH en México, Zacatecas registra el 30 por ciento de sus casos en población migrante, uno de los sectores menos visibles de la epidemia y con menor acceso a medicamentos y servicios de salud. De acuerdo con los expertos, es uno de los grupos más vulnerables a la epidemia debido a la serie de cambios culturales a los que se enfrenta.
 
“La migración sólo es un factor más de riesgo para que una persona se infecte de VIH”, explicó en entrevista Ezequiel Reyes Durán, titular del Programa Estatal de VIH/sida e Infecciones de Transmisión Sexual (ITS) de Zacatecas, al señalar que no se debe asociar a los migrantes con el virus. No obstante, cifras proporcionadas por el funcionario zacatecano indican que en la entidad, el 30 por ciento de los casos se ha detectado en el sector de los migrantes. El 13 por ciento se registró en migrantes provenientes de Estados Unidos y el 17 por ciento en migrantes procedentes de otros estados de la República.
 
En días recientes la Jurisdicción Sanitaria No. 5, ubicada en el municipio de Jalpa, dio a conocer a la prensa local que en la zona “es muy común” que las mujeres adquieran el virus debido a que sus parejas migran y tienen relaciones sexuales sin protección en otros lugares.
 
Para Reyes Durán, cuando una persona cambia su residencia, adquiere otras costumbres distintas a las de su lugar de origen, pero el factor principal para que una persona adquiera el virus o cualquier otra ITS es que las personas recurran a prácticas sexuales no seguras, por lo cual, recalcó, los esfuerzos de un programa como el que coordina deben estar enfocados a la prevención.
 
En la entidad, desde 1986 hasta 2011, se han registrado 971 casos de sida, lo cual mantiene a la entidad en el último lugar de incidencia del virus a nivel nacional. De ellos, 80 por ciento son hombres y 20 por ciento, mujeres. Por cada 100 mil habitantes, sólo 53.9 personas resultan infectadas. Sin embargo, Reyes Durán reconoció que la edad en que se registran el mayor número de casos nuevos está entre los 24 y 35 años, edades en las que la mayoría de los migrantes zacatecanos se trasladan a EU, según el Consejo Nacional de Población.
 
El VIH
 
“Si la persona que acude a un Centro Ambulatorio de Prevención y Atención en Sida e ITS (Capasits), tiene un antecedente de migración o es pareja de un migrante, se hacen estudios epidemiológicos de contacto para saber hasta dónde llegan las probabilidades de infección de la persona”, explicó Reyes Durán.
 
Posteriormente, se aplican cuestionarios en los que se evalúan los factores de riesgo de infección y se valora la situación sexual, laboral, personal. En caso de considerarse probable un diagnóstico positivo, se invita a la persona a realizarse la prueba rápida de VIH y ahí, si resulta positivo, se realiza una pronta intervención en la que se mide la carga viral, el paciente acude con especialistas y se le registra para brindarle medicamento en caso de que sea necesario, mencionó el especialista en epidemiología.
 
En el marco de la X Semana Binacional de Salud, celebrada en octubre pasado en Guanajuato, el secretario de Salud federal, José Ángel Córdova Villalobos, reconoció que los accidentes de trabajo, las adicciones, el VIH/sida y la diabetes son los principales problemas que enfrentan los mexicanos que salen sanos del país y al llegar a EU pierden sus hábitos, por lo cual, son susceptibles a padecerlos. Señaló que el aislamiento social, el consumo de alcohol y drogas, llevan a las relaciones sexuales sin protección que han subido el riesgo de infección de VIH y otras ITS. Recalcó que mientras en México la incidencia de VIH es del 0.36 por ciento de la población general, en EU es del 0.6 por ciento entre el total de la población migrante, la cual en su mayoría es mexicana.
 
Por su parte, la Fundación del VIH/sida en San Francisco, reportó desde 2008 que el VIH en migrantes mexicanos ha tenido un aumento considerable, ya que de los 55 mil nuevos casos que son detectados anualmente en EU, el 19 por ciento corresponde a migrantes de origen hispano, en su mayoría mexicanos.
 
Al respecto, Jorge Zepeda, integrante de la fundación, mencionó a la prensa que uno de los mayores problemas es que con los migrantes mexicanos, el VIH se detecta de manera tardía, lo cual les resta calidad de vida, aunado al problema de que la mayoría de ellos no tiene acceso a servicios de salud, por lo cual decide regresar a su comunidad de origen.
 
A su vez, Xóchitl Castañeda, directora de la Iniciativa de Salud de las Américas, de la Universidad de Berkeley, ha señalado en diversos foros académicos como el Curso Internacional sobre Migración y Salud, que entre los migrantes mexicanos el 90 por ciento de las infecciones se da en personas heterosexuales, lo cual, consideró, representa un “gran” riesgo para las mujeres en México que tienen una pareja en los Estados Unidos.
 
Vete sano, regresa sano
 
Ante la dificultad para detectar y atender a la población migrante, a partir de 2001 se creó a nivel nacional el programa “Vete sano, regresa sano”, el cual se implementó en Zacatecas en 2005, explicó Evelyn Zenó Morales, titular del programa que –añadió– atiende a tres tipos de migrantes: el mexicano que va a Estados Unidos, el de Centroamérica que va de paso por territorio nacional y el jornalero proveniente de otros estados.
 
Zenó Morales indicó que este programa tiene como finalidad promover la salud entre los migrantes por medio de las siete jurisdicciones sanitarias existentes en la zona, las cuales brindan información, capacitación, difusión de mensajes y atención médica, y talleres a las familias, sobre todo a la esposa que se queda, y al migrante cuando viene de visita o regresa a México.
 
La funcionaria comentó que el objetivo del programa es hacer consciente al migrante de lo importante que es que vaya y regrese con salud.
 
El programa funciona mediante la instalación de módulos de atención en los centros de salud de las jurisdicciones sanitarias, donde se reparte un “ABC” del migrante, en el que se incluye información sobre autoestima, hipertensión, intoxicación por plaguicidas y salud mental, así como mapas con las direcciones de los centros de salud ubicados en las rutas de mayor tránsito de migrantes, además de contar con clínicas de servicios especializados en los puntos fronterizos con mayor número de cruces anuales. Hasta el momento, de acuerdo con la funcionaria, en 2010 el programa atendió, sólo en Zacatecas, a 23 mil migrantes y 33 mil de sus familiares.
 
La prevención es fundamental por lo que se busca difundir, mediante caravanas de salud, que la gente cuide su salud, “y se entere de lo que tiene antes e irse y no regresen con problemas más serios”.
 
Zenó Morales consideró que en Estados Unidos “la vida del migrante es muy estresante” por lo que “cada día se hace un mayor esfuerzo para que la información llegue a los migrantes y su familia y hacer conciencia en ambos lados para que asistan a los servicios de salud”, lo cual se promociona mediante ferias de salud en los distintos consulados de México en EU, en las que participan médicos mexicanos.
 
Para evitar, que los migrantes en Estados Unidos carezcan de servicios y regresen a México en malas condiciones de salud, los Servicios de Salud de Zacatecas (SSZ) y la Universidad de Berkeley firmaron un acuerdo para brindar acceso a estos servicios a los migrantes zacatecanos y sus familias en lugares como la Clínica Tiburcio Vázquez, ubicada en California. Xóchitl Castañeda, directora del proyecto, reveló que en una primera etapa se trabajará principalmente en prevención y atención médica en áreas como odontología, control prenatal, medicina general, pediatría y atención psicológica, mientras que se dará atención especial a áreas como salud materno-infantil, obesidad, diabetes, salud mental, adicciones, salud ocupacional e ITS y VIH/sida.
 
Por su parte, los servicios mexicanos en materia de VIH, explicó Ezequiel Reyes Durán, brindan atención al paciente diagnosticado en EU y con residencia en México, “ya que aquí se cuenta con los mismos medicamentos que en EU”. Añadió que por el contrario, “si el paciente viaja de México al vecino país del norte, se le da un tratamiento por dos meses, el cual, se calcula, es suficiente para que pueda llegar a su destino”. Con este fin, en la entidad se localizan dos Capasits, uno en el municipio de Guadalupe, cerca de la capital del estado, y uno al norte en Fresnillo, además de los Centros de Salud de cada Jurisdicción Sanitaria, algunos de los cuales ya cuentan con el sistema de expedientes electrónicos.
La realidad
 
Ubicada al sur de Zacatecas, entre los estados de Jalisco y Aguascalientes, en medio de retenes militares producto de la guerra contra el narcotráfico emprendida por el jefe del Ejecutivo federal, la Jurisdicción Sanitaria 5 Zona Sur de Zacatecas reportó 89 casos de VIH/sida en los últimos 14 años, la mayoría de ellos, aseguró César Alejandro de León, epidemiólogo de la dependencia, se registran en hombres, los cuales, en gran parte, al migrar y tener sexo no seguro han infectado a las mujeres de la zona.
 
De acuerdo al epidemiólogo, los municipios con mayor número de casos son Jalpa, Juchipila, Nochistlán y Villanueva, comunidades reconstruidas casi en su totalidad con el dinero de migrantes, y en las cuales sólo hay autobuses con destino a Zacatecas, Guadalajara y Aguascalientes, y las ciudades estadunidenses de Tulsa, Oklahoma, Springdale, Arkansas, Wichita, Kansas, Milwaukee, Chicago y Saint Louis, entre otras.
 
En visita al Centro de Salud de Jalpa, sitio en el que se ubican oficinas de la Jurisdicción Sanitaria 5, personal del área de administración informó a Letra S que no existen módulos fijos del programa “Vete Sano, Regresa Sano”, sino que en temporadas de fiesta arriban a la localidad caravanas de salud que reparten folletos informativos, de los cuales, no había ninguno disponible el día de la visita, al igual que condones.
 
Asimismo, al preguntar por los promotores de salud, se informó que habían asistido a un curso de primeros auxilios a la ciudad de Zacatecas, mientras tanto, el titular de la Jurisdicción, Sergio Arturo Camacho, y De León, acudieron a la inauguración de un centro de salud con el gobernador de la entidad, Miguel Alonso Reyes, quien el mismo día inauguró un nuevo cuartel militar en Jalpa.
 
Mientras tanto, en comunicado de prensa, el titular de la Comisión Estatal de Derechos Humanos de Zacatecas, Arnulfo Joel Correa Chacón señaló que el sector salud ocupa el tercer escaño en materia de quejas presentadas ante el organismo con 13 denuncias en lo que va del año, la mayoría de ellas hacia los Servicios de Salud del estado por negligencia médica.
 
*Publicado en el número 177 del Suplemento Letra S del periódico La Jornada el jueves 7 de abril de 2011
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada