MIGRANTES

MIGRANTES

martes, 22 de febrero de 2011

¡UBICATE MEXICO…! ERES PAIS EXPULSOR DE MIGRANTES, Movimiento Migrante Mesoamericano

Movimiento Migrante Mesoamericano

¡UBICATE MEXICO…!
ERES PAIS EXPULSOR DE MIGRANTES
Febrero 21, 2011


        A LOS SENADORES DE LA REPUBLICA
        A las organizaciones no gubernamentales
        A los defensores de derechos humanos    
        A los migrantes internacionales
        A los medios de comunicación

Rayando en lo absurdo, el Senado de la Republica, hace unos momentos voto a favor de la nueva Ley de Migración, autoría de Bucareli. Todos los Senadores del PRI y del PAN votaron a favor, mientras que los partidos PRD y PT votaron en contra. En la total confusión de señales, la ley fue aprobada “en lo general” y los senadores opuestos sometieron el recurso de “reservar” una gran cantidad de artículos para su posterior discusión y aprobación particular de cada una de las “reservas”.  

Estas acciones tan contradictorias de nuestros senadores nos reflejan los “compromisos” partidarios y la reticencia de las estructuras políticas mexicanas a poner las cosas en su lugar. No se quieren exponer a la cólera de sus socios del norte. La amarga realidad es que somos un país que expulsa hacia el Norte un medio millón de mexicanos cada año en promedio.

También somos un país que tortura, secuestra, asesina, viola, extorsiona y vende órganos de los migrantes en tránsito por México. En el año 2010 “aseguramos” a cerca de 70,000 migrantes en tránsito  (42% Guatemaltecos, 34% Hondureños y 15% Salvadoreños) y deportamos unos 65,000, realizando las funciones de una suerte de “Border Patrol Asociada”.

El Periódico La Jornada, este 7 de febrero, reporta entrevistas con migrantes centroamericanos en México, y  relata que, un migrante centroamericano indicó que no entiende por qué las autoridades migratorias y policiacas mexicanas los detienen y deportan, cuando México no es su destino, es sólo el paso hacia su meta, y preguntó: ¿Qué pasaría si nuestros países fueran los que limitaran con Estados Unidos, si México fuera el que estuviera al sur? 

La pregunta del migrantes es muy atinada en este momento donde nos preguntamos a la luz de los acontecimientos legislativos: ¿Por qué México se comporta como si fuera un país receptor de migrantes mientras que es un país expulsor de los propios y torturador de los ajenos?

Si aceptáramos nuestro papel real de expulsor, tal vez nuestra legislación migratoria estuviera adoptando el nuevo lenguaje de la migración y consideraría a los migrantes como “pueblos en movimiento” producto de la globalización, el auge de las comunicaciones y el desarrollo de nuevas tecnologías y también de la depredación que el predominio del capital impone sobre los seres humanos. Si México se asumiera como país expulsor, observaría a los migrantes como “trabajadores internacionales” que viajan con sus derechos a cuestas y, en consecuencia su trato sería respetuoso del derecho de libre tránsito y del derecho supremo de buscar mejores condiciones de vida para las familias.

Si actuáramos como lo que somos, un país expulsor, tal vez se lograría el sueño legislativo que se han planteado el resto de los países expulsores de la región: equiparar las diferentes normatividades migratorias para que, como países expulsores, defendamos los derechos humanos de nuestros connacionales.

Pero seguimos empeñados en no aceptar nuestra realidad nacional. Esta Ley de Migración, que tiene el papel de definir la política pública del estado mexicano en la materia y gestionar el flujo migratorio, no toma en cuenta ni a sus propios migrantes expulsados, ni las peticiones diplomáticas centroamericanas y ni siquiera reconoce la realidad criminal de la gestión migratoria en México. 

Es inconcebible que esta Ley Mexicana de Migración sea todo lo contrario a lo que los migrantes en los Estados Unidos denuncian como anti-humano. Mientras en Estados Unidos, la disposición 287g que es sólo una política pública que permite que las autoridades migratorias suscriban convenios con policías locales, es cuestionada como anticonstitucional, en México el Senado convierte a esta ilegitima estrategia en Ley Reglamentaria; nuestras ilógicas sanciones que van de 500 salarios mínimos en adelante que le pretende recetar a personas que, por no tener nada salen de su país, rebasan las sanciones de las políticas racistas de los Estados Unidos, y el darle control a la Policía Federal en el tema migratorio, es criminalizar la migración, es dar marcha atrás al concepto generalizado de que: Ningún Ser Humano, es Ilegal.

Es una torpeza institucional el no reconocer nuestra realidad, la realidad opresora del socio del norte, y la realidad del trato que reciben los nuestros en el exilio económico. Esta nueva Ley, solo nos traerá más represión, mas crimen, mas militarización, mas injerencia extranjera en nuestros asuntos, menos capacidad de negociación, y el repudio internacional de los defensores de los derechos humanos y las instituciones que los representan que ya se han dado cuenta que no respetamos ninguna norma de derecho internacional, ni honramos los tratados internacionales que firmamos y que mentimos franca y cínicamente intentando tapar  el sol con un dedo.

Ubícate México, eres El Sur. Por cierto como país expulsor, ocupas el primer lugar de todo el mundo, desplazando a la China y a la India, deberías, como nación de economía dependiente, entender que la migración global, es parte integral de la economía mundial y que en vez de darle al trabajador internacional el valor de uso y de cambio que deplorablemente llevan a cuestas, todavía lo rebajes a simple mercancía y les des trato de objetos. Ubícate México, se generoso, recupera tus valores históricos nacionales.

¡UBICATE MEXICO…!

Luis Lopezllera, Marta Sánchez Soler, Cristina Lavalle, Elvira Arellano, José Jacques Medina,
Luis Ángel Nieto, Carlota Botey,  Adriana Luna Parra, Rubén Figueroa

Movimiento Migrante Mesoamericano

¡¡Hasta la victoria Siempre!! – ¡¡Ningún ser humano es ilegal!!

M3nonosvamos@aol.com

Marta Sánchez Soler
Movimiento Migrante Mesoamericano

Cuando todo el sistema se preocupa tanto de los derechos humanos
parece evidente que en ese caso, derecho no significa facultad o atributo o libre albedrío,
sino diestro o anti-zurdo o flanco opuesto al corazón, lado derecho en fin. En consecuencia
¿no sería hora de que iniciáramos una amplia campaña internacional por los izquierdos humanos?
Benedetti

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada